Nunca me aburrí de no ser la diferencia como no vivir.
Y no es como no querer a necesitar.

Recuerdo que pasé contigo,
y cuántos eran espejos,
certezas que me e incertidumbres que escapan a mi mismo guión.

Admito que tengo miedo del mañana,
en última instancia, en la eterna puede tener un fin.

Aún así llevar tu olor conmigo
con recuerdos y sonrisas,
momento equivocado y en las palabras correctas

Dime:

Todavía te quiero a mi lado!

Lux 17/09/2014